Haría y la Cueva de los Verdes

Haría es un precioso pueblo del norte de Lanzarote que cuida y protege sus palmeras y que se ha convertido en el Palmeral más importante de las Islas Canarias

Al noreste de Lanzarore se encuentra el municipio de Haría, también conocido como “el valle de las diez mil palmeras“. En 1586 Haría sufrió un ataque pirata y se quemaron todas las palmeras pero volvieron a brotar, convirtiéndose en el palmeral más importante de las Islas Canarias. El pueblo de Haría es tranquilo con un bonito merdado artesanal todos los sábados del año.

Desde Haría podemos visitar dos de los mayores atractivos turísticos de Lanzarote: Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes.

  • Jameos del Agua: Creado por César Manrique tiene su origen en una serie de jameos naturales y por el que se puede observa el recorrido del tubo volcánico. Es una gran galería volcánica de más de 200 metros de longitud. Los cangrejos albinos, ciegos, sensibles al ruido, al movimiento y a la luz son el símbolo de este lugar. Los jameos más destacados que forman los Jameos del Agua son el “Jameo Chico”, el “Jameo Grande” y  el “Jameo de la Cazuela”.
  • La Cueva de los Verdes: Es una increible gruta volcánica con un fascinante color al final de los Jameos del Agua. En ella vivieron poblaciones prehispánicas y también ha servido como guarida para protegerse de los ataques piratas. Existe un recorrido acondicionado con luz y música ambiental de una hora de duración. También se ha habilitado un auditorio con una fantástica acústica sobre todo de instrumentos de viento y se suelen dar conciertos en verano.