El Charco Azul en La Palma

La Palma esconde muchos secretos como el Charco Azul con aguas limpias y cristalinas

Piscinas de agua natural conforman el Charco Azul de La Palma. Un paraiso para los cinco sentidos. Son una serie de piscinas de agua salada que se renuevan de forma natural y que hacen del baño un momento muy agradable. Se le llama el Charco Azul por su  forma y por el color diferente que adquiere el agua según la piscina. De obligada visita el Charco Azul se encuentra al noreste de la isla, entre San Andrés y Puerto Espíndola. Las piscinas naturales están rodeadas por un paseo peatonal de El Melonar con bares y chiringuitos, baños y parking.

Las playas de Canarias tienen también piscinas naturales. Además de las costas típicas de veraneo, algunas de las islas tienen estas formaciones. El ejemplo de otra isla: piscinas naturales de Tenerife.