Parque Nacional del Teide

En el Parque Nacional del Teide se puede disfrutar de la naturaleza y la arqueología

El Parque Nacional del Teide es el más antiguo de los parques nacionales de las Islas Canarias. Está situado en la isla de Tenerife y alberga el volcán del Teide, de 3.718 metros sobre el nivel del mar. Es el pico más alto de España. Ofrece un contraste de paisajes que son resultado del paisaje volcánico, sus procesos volcánicos, los ecosistemas asociados a la alta montaña de la región macaronésica y la observación astronómica.

Dentro del Parque Nacional del Teide, además de la naturaleza también se puede disfrutar de su arqueología: restos prehistóricos e históricos en la zona de La Cañada, así como los recursos etnográficos: apicultura o extracción de tierras de colores. En el Parque Nacional del Teide se puden encontrar 212 especies de plantas, de las que 58 son endemismos canarios. Hay que destacar de la flora de este parque la violeta del Teide: una de las pocas plantas que vive en la cumbre.

El Parque Nacional del Teide se puede recorrer en diferentes itinerarios. En total hay diez, de dificultad variable